Cerrar

  Hemos detectado que se encuentra en USA. ¿Le gustaría visitar    USA   www.tuugo.us?

  Viernes, 05 Setiembre 2014

Últimas tecnologías en la medicina
Con una facturación de unos 250 millones de dólares en todo el mundo y un aumento promedio de entre 8-10% por año, el sector de la tecnología médica se ve como un negocio rentable y en franco aumento. En este sector hay grandes oportunidades debido a las nuevas cuestiones en la medicina, las exigencias más altas en la calidad de los servicios de estética, los servicios médicos y de asistencia en salud, así como una mayor esperanza de vida.
 
El número de personas que traspasan el umbral de los 65 años aumenta cada mes en un millón en todo el mundo.
 
Desde 1995, en todos los países industrializados desarrollados los gastos en salud y equipamiento médico crecen más que el producto interior bruto: en 2005 creció una media del 1,5% en la UE.
 
En todo el mundo, alrededor de 25.000 fabricantes, de entre los cuales unos 1000 cotizan en bolsa, emplean a más de 1.000.000 personas.
 
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la industria de los dispositivos médicos es uno de los sectores más vitales y dinámicos de la economía mundial. Para el 2017, se estima que las mejores perspectivas de mercado estarán en América Latina, Asia y Medio Oriente.
 
 
Tecnología en la medicina del futuro
Dos tecnologías estrechamente ligadas a Internet destacan, según los expertos, entre las innovaciones que revolucionarán la atención médica. Nuevos avances en la genética y la biotecnología marcarán también un hito en la asistencia sanitaria. Si las primeras modificarán las solicitudes de pruebas complementarias, la consulta de los historiales clínicos y el envío de imágenes para ser analizadas por un determinado especialista, los segundos apuntan mejoras en las posibilidades terapéuticas relacionadas con la regeneración de tejidos.
 
Un artículo de reciente publicación en Forbes, revista que se especializa en negocios y finanzas, muestra un análisis de las innovaciones tecnológicas que se cree que revolucionarán y potenciarán la medicina en el futuro. El artículo destacó como elementos clave, dos tecnologías que están estrechamente conectados a Internet. Una es un programa informático con el fin de facilitar el acceso de los médicos a toda la información clínica. El "Patient Keeper" permite a los profesionales a consultar sobre citas planificadas, ordenar pruebas, prescripciones o hacer el seguimiento de la evolución de los pacientes, todo esto de manera online.
 
La comunicación
Otra innovación técnica extraordinaria es un producto que facilita el intercambio de información entre hospitales. En este momento, ya es posible realizar intercambios de información entre instituciones. De esta manera se puede practicar una tomografía computarizada en un hospital y transferir las imágenes a otra institución, donde haya un especialista que las pueda interpretar. Es también posible, responder a una llamada de emergencia con éxito en un hospital de una comunidad mientras los especialistas estarán para apoyar la gestión de forma telemática aunque se encuentren en un centro de atención médica en otra ciudad.
 
El concepto de comunicación va todavía más lejos al pretender que la información de cada paciente pueda estar disponible en línea. Plataformas en las que los datos médicos de importancia (historia clínica, informes de hospitalizaciones o los resultados de las exploraciones) estén disponibles tanto para el propio paciente como para el personal médico, y a los que pueden tener acceso - identificándose mediante certificación digital- son herramientas de mucha utilidad.
 
Estas herramientas no sólo permiten el acceso a los datos en una situación de emergencia, sino que también son un valioso método de ahorro para los sistemas de salud, mediante la optimización de recursos (el especialista no necesita repetir una analítica que ya ha practicado el médico de primaria).
 
Órganos artificiales, manos biónicas, cirujanos robots en el espacio, sensores que olfatean enfermedades, representaciones digitales de síntomas, son sólo algunas de las innovaciones que la tecnología de este siglo está brindando a la ciencia médica. ¿Cuáles son los últimos desarrollos en órganos artificiales? ¿Cómo serán las cirugías en el futuro? ¿De qué técnicas dispondrán los profesionales de la salud en los años por venir?
 
 
Entre biotecnología y genética
Otros dos avances destacados están relacionados con la genética y la biotecnología, los campos de investigación con más peso en la actualidad. Estos conocimientos abren una gran ventana de posibilidades terapéuticas, tales como la regeneración de tejidos o la secuenciación de nuestro propio genoma. El Proyecto Genoma Humano, diseñado en 1990 y finalizado el 26 de julio de 2003, tardó 13 años en determinar las posiciones relativas de todos los nucleótidos que conforman el ADN humano e identificar los 20.000 a 25.000 genes que lo componen.
 
Aun así, el tiempo fue menor del esperado, ya que las poderosas computadoras utilizadas en la investigación lo aceleraron. En la actualidad, el reto está en reducir dicho tiempo y la meta está a cargo de Pacific Biosciences, destacada en el artículo por el desarrollo de una tecnología capaz de secuenciar y analizar por completo el genoma humano de un individuo en tan sólo unas pocas horas.
 
Otro de los desafíos con el que se tropieza la medicina actual es el de la regeneración de tejidos dañados o defectuosos. En este sentido se viene recurriendo a los trasplantes de órganos, pero son una práctica lenta y costosa que con mucha frecuencia conlleva efectos secundarios de rechazo por parte del propio organismo.
 
 
 
Uno de los retos más importantes es la reconstrucción de órganos dañados con la incorporación de nuevo tejido fabricado en un laboratorio.
 
 
Por esto, se está buscando un nuevo enfoque al problema, viéndolo desde otro ángulo para hallar la solución. Se trata de la reconstrucción de un tejido u órgano dañado o defectuoso gracias a la incorporación de tejido nuevo, fabricado en un laboratorio a partir de células extraídas del propio paciente. La tecnología desarrollada por Tengion ha sido una de las destacadas por la revista Forbes. Esta empresa de los EE.UU. ha desarrollado en sus laboratorios vejigas que después han sido implantadas en pacientes susceptibles de trasplante, con resultados realmente positivos. Actualmente la empresa está trabajando en la regeneración de arterias y venas, así como en la reconstrucción de riñones.
 
Las ciencias de la salud nos brindan maravillosas sorpresas a diario, presentando nuevas técnicas terapéuticas que a veces parecen salidas de un libro de ciencia ficción, porque la realidad a menudo supera a lo inimaginable. La genética, la biotecnología, la biología celular y la medicina, junto con la química, la informática y la ingeniería serán, según predicen los expertos, el motor que de poder a la lucha contra la enfermedad en el siglo XXI.
 
Fuente:
 
Nosotros y nuestros proveedores utilizamos cookies en el sitio. Si continúa utilizando el mismo, está de acuerdo con nuestra Política de Cookies.